La última vez

que ordené, encontré:

dos carpetas viejas,

una cantimplora de plástico,

un robot sin brazos.

Y también, olvidado detrás

de un montón de libros,

un amigo.

¡Arturo, ordena tu cuarto!

$665
¡Arturo, ordena tu cuarto! $665

La última vez

que ordené, encontré:

dos carpetas viejas,

una cantimplora de plástico,

un robot sin brazos.

Y también, olvidado detrás

de un montón de libros,

un amigo.