No siempre tenemos a mano los ingredientes de la felicidad. Tita lo había aprendido desde pequeña; cuando crecía en la cocina con Nacha y se le negaba toda posibilidad de vida propia desde su nacimiento. Pero lo que también aprendió Tita es que los ingredientes no son lo más importante para cocinar un buen plato; sino todo el amor con que seas capaz de hacerlo. Pero Tita se dio cuenta de que sus platos no solo tenían el poder de deslumbrar por sus sabores y texturas. Su tristeza; su alegría; su deseo o su dolor a la hora de prepararlos se contagiaban irremediablemente a todo aquel que los probaba. A través de esta alegoría que vincula con maestría los sentimientos y los elementos culinarios; Laura Esquivel conquistó el parnaso de la literatura; construyendo un relato que se asienta en la tradición del realismo mágico; se recrea en la cultura mexicana y que traspasa todo lo anterior para convertirse en una novela universal; una parte del imaginario colectivo; un clásico.

COMO AGUA PARA CHOCOLATE

$1.099
COMO AGUA PARA CHOCOLATE $1.099

No siempre tenemos a mano los ingredientes de la felicidad. Tita lo había aprendido desde pequeña; cuando crecía en la cocina con Nacha y se le negaba toda posibilidad de vida propia desde su nacimiento. Pero lo que también aprendió Tita es que los ingredientes no son lo más importante para cocinar un buen plato; sino todo el amor con que seas capaz de hacerlo. Pero Tita se dio cuenta de que sus platos no solo tenían el poder de deslumbrar por sus sabores y texturas. Su tristeza; su alegría; su deseo o su dolor a la hora de prepararlos se contagiaban irremediablemente a todo aquel que los probaba. A través de esta alegoría que vincula con maestría los sentimientos y los elementos culinarios; Laura Esquivel conquistó el parnaso de la literatura; construyendo un relato que se asienta en la tradición del realismo mágico; se recrea en la cultura mexicana y que traspasa todo lo anterior para convertirse en una novela universal; una parte del imaginario colectivo; un clásico.