No es novedad que la historia está atravesada de ficciones, de misterios y de silencios. No es novedad que "los hechos verídicos" se modifican según sean unos u otros quienes los traigan de regreso. Al fin, habrá que decir que no es tan definitivo el abismo que separa a la historia de la literatura. Y que, con seguridad, la alianza de una y otra puede dar frutos de sabor excepcional. Un sabor que mestia la realidad y la invención, los datos objetivos y la maravilla. 

Los cuentos de Agustina Caaride ahondan en esta veta. Cada uno d eelos relatos reconstrue una situación histórica, la renueva y la actualiza con una escritura vital y comprometida. Relatos, diría yo, donde los olviados, los oscurecidos, los silenciados, se llevan la mejor parte. Desde los santos populares que aún pelean por su sitio hasta las mujeres, los personajes que atraviesan estos cuentos consiguen, por obra y gracia de la escritora, andar de nuevo entre nosotros. En el cuento "La llave de Inacayal" uno de los personajes pregunta "¿Que pueden decirnos los huesos?". Y tal vez sea posible responderle: Los huesos pueden contar cuentos.

Cuentos con historia- Aventuras y leyendas de la historia Argentina

$890
Cuentos con historia- Aventuras y leyendas de la historia Argentina $890

No es novedad que la historia está atravesada de ficciones, de misterios y de silencios. No es novedad que "los hechos verídicos" se modifican según sean unos u otros quienes los traigan de regreso. Al fin, habrá que decir que no es tan definitivo el abismo que separa a la historia de la literatura. Y que, con seguridad, la alianza de una y otra puede dar frutos de sabor excepcional. Un sabor que mestia la realidad y la invención, los datos objetivos y la maravilla. 

Los cuentos de Agustina Caaride ahondan en esta veta. Cada uno d eelos relatos reconstrue una situación histórica, la renueva y la actualiza con una escritura vital y comprometida. Relatos, diría yo, donde los olviados, los oscurecidos, los silenciados, se llevan la mejor parte. Desde los santos populares que aún pelean por su sitio hasta las mujeres, los personajes que atraviesan estos cuentos consiguen, por obra y gracia de la escritora, andar de nuevo entre nosotros. En el cuento "La llave de Inacayal" uno de los personajes pregunta "¿Que pueden decirnos los huesos?". Y tal vez sea posible responderle: Los huesos pueden contar cuentos.