Nueva traducción de 'El hombre en busca de sentido'. El doctor Frankl; psiquiatra y escritor; suele preguntar a sus pacientes aquejados de múltiples padecimientos: '¿Por qué no se suicida usted?' Y muchas veces; de las respuestas extrae una orientación para la psicoterapia a aplicar: a éste; lo que le ata a la vida son los hijos; al otro; un talento; una habilidad sin explotar; a un tercero; quizás; sólo unos cuantos recuerdos que merece la pena rescatar del olvido. Tejer estas tenues hebras de vidas rotas en una urdimbre firme; coherente; significativa y responsable es el objeto con que se enfrenta la logoterapia.
En esta obra; Viktor E. Frankl explica la experiencia que le llevó al descubrimiento de la logoterapia. Prisionero; durante mucho tiempo; en los desalmados campos de concentración; él mismo sintió en su propio ser lo que significaba una existencia desnuda. ¿Cómo pudo él que todo lo había perdido; que había visto destruir todo lo que valía la pena; que padeció hambre; frío; brutalidades sin fin; que tantas veces estuvo a punto del exterminio; cómo pudo aceptar que la vida fuera digna de vivirla? El psiquiatra que personalmente ha tenido que enfrentarse a tales rigores merece que se le escuche; pues nadie como él para juzgar nuestra condición humana sabia y compasivamente. Las palabras del doctor Frankl alcanzan un temple sorprendentemente esperanzador sobre la capacidad humana de trascender sus dificultades y descubrir la verdad conveniente y orientadora.

EL HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDO

$850
Sin stock
EL HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDO $850

Nueva traducción de 'El hombre en busca de sentido'. El doctor Frankl; psiquiatra y escritor; suele preguntar a sus pacientes aquejados de múltiples padecimientos: '¿Por qué no se suicida usted?' Y muchas veces; de las respuestas extrae una orientación para la psicoterapia a aplicar: a éste; lo que le ata a la vida son los hijos; al otro; un talento; una habilidad sin explotar; a un tercero; quizás; sólo unos cuantos recuerdos que merece la pena rescatar del olvido. Tejer estas tenues hebras de vidas rotas en una urdimbre firme; coherente; significativa y responsable es el objeto con que se enfrenta la logoterapia.
En esta obra; Viktor E. Frankl explica la experiencia que le llevó al descubrimiento de la logoterapia. Prisionero; durante mucho tiempo; en los desalmados campos de concentración; él mismo sintió en su propio ser lo que significaba una existencia desnuda. ¿Cómo pudo él que todo lo había perdido; que había visto destruir todo lo que valía la pena; que padeció hambre; frío; brutalidades sin fin; que tantas veces estuvo a punto del exterminio; cómo pudo aceptar que la vida fuera digna de vivirla? El psiquiatra que personalmente ha tenido que enfrentarse a tales rigores merece que se le escuche; pues nadie como él para juzgar nuestra condición humana sabia y compasivamente. Las palabras del doctor Frankl alcanzan un temple sorprendentemente esperanzador sobre la capacidad humana de trascender sus dificultades y descubrir la verdad conveniente y orientadora.