El mundo de Mariana Enriquez no tiene por que ser el nuestro; y; sin embargo; lo termina siendo. Bastan pocas frases para pisarlo; respirarlo y no olvidarlo gracias a una viveza emocional insolita. Con la cotidianidad hecha pesadilla; el lector se despierta abatido; perturbado por historias e imagenes que jamas conseguira sacarse de la cabeza. Las autodenominadas ´mujeres ardientes´; que protestan contra una forma extrema de violencia domestica que se ha vuelto viral; una estudiante que se arranca las unas y las pestanas; y otra que intenta ayudarla; los anos de apagones dictados por el gobierno durante los cuales se intoxican tres amigas que lo seran hasta que la muerte las separe; el famoso asesino en serie llamado Petiso Orejudo; que solo tenia nueve anos; hikikomori; magia negra; los celos; el desamor; supersticiones rurales; edificios abandonados o encantados... En estos once cuentos el lector se ve obligado a olvidarse de si mismo para seguir las peripecias e investigaciones de cuerpos que desaparecen o bien reaparecen en el momento menos esperado. Ya sea una trabajadora social; una policia o un guia turistico; los protagonistas luchan por apadrinar a seres socialmente invisibles; indagando asi en el peso de la culpa; la compasion; la crueldad; las dificultades de la convivencia; y en un terror tan hondo como verosimil. Mariana Enriquez es una de las narradoras mas valientes y sorprendentes del siglo XXI; no solo de la nueva literatura argentina a cargo de escritores nacidos durante la dictadura sino de la literatura de cualquier pais o lengua. Mariana Enriquez transforma generos literarios en recursos narrativos; desde la novela negra hasta el realismo sucio; pasando por el terror; la cronica y el humor; y ahonda con dolor y belleza en las raices; las llamas y las tinieblas de toda existencia.
ila Guerriero).

«Su escritura es tan autentica y perspicaz que consigue evocar una realidad mas vivida que la que nos rodea. Todo ello; resultado de su destreza y meticulosidad. La prueba de que nos hallamos ante una escritora de primera clase» (Daniel Gumbiner; McSweeneyrs).

LAS COSAS QUE PERDIMOS EN EL FUEGO

$850
Sin stock
LAS COSAS QUE PERDIMOS EN EL FUEGO $850

El mundo de Mariana Enriquez no tiene por que ser el nuestro; y; sin embargo; lo termina siendo. Bastan pocas frases para pisarlo; respirarlo y no olvidarlo gracias a una viveza emocional insolita. Con la cotidianidad hecha pesadilla; el lector se despierta abatido; perturbado por historias e imagenes que jamas conseguira sacarse de la cabeza. Las autodenominadas ´mujeres ardientes´; que protestan contra una forma extrema de violencia domestica que se ha vuelto viral; una estudiante que se arranca las unas y las pestanas; y otra que intenta ayudarla; los anos de apagones dictados por el gobierno durante los cuales se intoxican tres amigas que lo seran hasta que la muerte las separe; el famoso asesino en serie llamado Petiso Orejudo; que solo tenia nueve anos; hikikomori; magia negra; los celos; el desamor; supersticiones rurales; edificios abandonados o encantados... En estos once cuentos el lector se ve obligado a olvidarse de si mismo para seguir las peripecias e investigaciones de cuerpos que desaparecen o bien reaparecen en el momento menos esperado. Ya sea una trabajadora social; una policia o un guia turistico; los protagonistas luchan por apadrinar a seres socialmente invisibles; indagando asi en el peso de la culpa; la compasion; la crueldad; las dificultades de la convivencia; y en un terror tan hondo como verosimil. Mariana Enriquez es una de las narradoras mas valientes y sorprendentes del siglo XXI; no solo de la nueva literatura argentina a cargo de escritores nacidos durante la dictadura sino de la literatura de cualquier pais o lengua. Mariana Enriquez transforma generos literarios en recursos narrativos; desde la novela negra hasta el realismo sucio; pasando por el terror; la cronica y el humor; y ahonda con dolor y belleza en las raices; las llamas y las tinieblas de toda existencia.
ila Guerriero).

«Su escritura es tan autentica y perspicaz que consigue evocar una realidad mas vivida que la que nos rodea. Todo ello; resultado de su destreza y meticulosidad. La prueba de que nos hallamos ante una escritora de primera clase» (Daniel Gumbiner; McSweeneyrs).