Esta narración habla de la pérdida sin hablar sobre ella, se deja ver, se revela en escenas, donde la protagonista que es una niñita logra seguir avanzando.

Ziska es un título removedor, toca el corazón, como un viento de otoño, es triste pero a la vez lleno de esperanza, y expone a la vida misma con sus ciclos, naturalizando los procesos de la vida que aveces olvidamos.

Este libro nos presenta Ziska, una alegre niñita que, entre otras cosas, disfruta yendo a la plaza con su papá, esta acción es una rutina llena de amor entre ambos. Sin embargo, un día la pequeña ya no tiene quien la lleve al parque y ella ya no quiere volver a él, ni salir de casa.

Este libro nos presenta la pérdida, la soledad, la pena, el ostracismo, el proceso de desprenderse de lo amado, pero de manera sutil, suave, abstracta y tan natural que estremece desde la normalidad, y nos propone acompañar a Ziska, en este proceso de reconstrucción. Donde es la abuela quien colabora con esta etapa de volver a armarse por medio de obsequiarle una plantita, de la cual ella debe hacerse cargo.

Este relato en texto y visualidad es altamente recomendable para ser disfrutado, leído en familia, para conversar sobre la pérdida, para dar paso al avance, para entender los procesos, para hacerse cargo.

Ziska

$950
Ziska $950

Esta narración habla de la pérdida sin hablar sobre ella, se deja ver, se revela en escenas, donde la protagonista que es una niñita logra seguir avanzando.

Ziska es un título removedor, toca el corazón, como un viento de otoño, es triste pero a la vez lleno de esperanza, y expone a la vida misma con sus ciclos, naturalizando los procesos de la vida que aveces olvidamos.

Este libro nos presenta Ziska, una alegre niñita que, entre otras cosas, disfruta yendo a la plaza con su papá, esta acción es una rutina llena de amor entre ambos. Sin embargo, un día la pequeña ya no tiene quien la lleve al parque y ella ya no quiere volver a él, ni salir de casa.

Este libro nos presenta la pérdida, la soledad, la pena, el ostracismo, el proceso de desprenderse de lo amado, pero de manera sutil, suave, abstracta y tan natural que estremece desde la normalidad, y nos propone acompañar a Ziska, en este proceso de reconstrucción. Donde es la abuela quien colabora con esta etapa de volver a armarse por medio de obsequiarle una plantita, de la cual ella debe hacerse cargo.

Este relato en texto y visualidad es altamente recomendable para ser disfrutado, leído en familia, para conversar sobre la pérdida, para dar paso al avance, para entender los procesos, para hacerse cargo.